CULTIVO DE MARIHUANA INTERIOR

7cR5sOzG3EmE8qkMnXUlAE6eMScDM8nzpyT8GR3w

Cuando cultivamos marihuana en interior es necesario comprender que nosotros seremos quienes nos encargaremos de suministrar a las plantas todos y cada uno de los factores necesarios para su crecimiento, agua, luz, temperatura, etc. Por lo tanto controlar todos estos factores y adaptarlo a las condiciones de nuestro cultivo de cannabis indoor es fundamental para obtener buenos resultados.

Lo principal es conocer dónde vamos a instalar el cultivo y así podremos conocer el espacio, cómo vamos a extraer el aire y cuántos serán los focos necesarios según la cantidad de marihuana que deseamos producir.

La ventilación, un aspecto a tener en cuenta en el cultivo de marihuana interior

La ventilación del espacio del cultivo es fundamental, un espacio poco ventilado puede derivar en que las plantas no ventilen lo suficiente y la cantidad de producción. Además de verse reducida nuestra coseha, puede verse afectada por hongos, lo que se resume en un cultivo de marihuana pobre y de malísima calidad.

Por ello, un espacio bien ventilado es fundamental y totalmente necesario. Es recomendable instalar un ventilador o varios, dependiendo de las dimensiones del cultivo para que remueva el aire de nuestro espacio y evitar que se creen bolsas de aire viciado y se produzcan hongos. No debemos apagar la ventilación en ningún momento durante todo el proceso de cultivo.

En cuanto al riego para cultivar marihuana en interior solamente es necesario una vez a la semana, 2 si fuese necesario, evitando generar estancamiento en las macetas y controlando siempre la humedad de la tierra.


Vigila las horas de luz y la temperatura de tu planta interior

Las horas de luz y la temperatura varían según el estado en el que se encuentre la planta:

  • Crecimiento: luz encendida durante 18 horas y 6 horas apaga y con una temperatura fija entre los 25 y 26 grados. En esta fase no debemos abusar de los fertilizantes, iremos añadiendo poco a poco una dosis progresiva hasta alcanzar el máximo que se especifica en cada variedad. María Green aconseja utilizar un abono especial crecimiento.

  • Floración: en esta etapa las horas de luz seguirán un fotoperiodo 12/12 por lo que dejaremos 12 horas de luz y 12 horas sin luz y continuar añadiendo al riego los nutrientes necesarios para una perfecta floración.

  • Engorde: una vez formadas todas las flores llega la etapa de engorde y crecimiento de los cogollos  y para potenciar esta etapa desde María Green te ofrecemos dos productos que aportarán a tu cultivo de marihuana un punto y final por todo lo alto. Estos productos son: cogollos y sabor , que mejorarán el color, olor, tamaño y sabor de tu producción.

  • Cosecha: cuando veamos que nuestras plantas ya no pueden absorber más agua y están en un punto muy álgido de su crecimiento es el momento de cortar y cosechar nuestro cultivo interior de marihuana.

Las mejores variedades de marihuana para cultivo interior son: Critical + 2.0, Bubba Kush auto y CBD, Mobby Dick XXL auto, Haze auto CBD y Amnesia CBD

Descubre las soluciones que María Green puede aportar a tu planta interior para que crezca con todos los nutrientes necesarios. Confía en nuestros fertilizantes y abonos fabricados con materia 100% natural.


Top