Existía en 1900 , pero un paciente curado es un cliente perdido , y tuvieron que prohibirlo

Hasta 1833 el Cannabis Sativa era el cultivo agrícola más grande del planeta, de esta planta se podía obtener un sinnúmero de diferentes productos, ya que la planta de cáñamo tiene la fibra natural más resistente del mundo. De ella se podrían obtener telas, aceites, medicina y papel. Hasta el año 1900, la mayoría de los textiles estaban hechos a base de cáñamo y cerca del 50% de las medicinas del mercado también, durante casi toda la segunda mitad del siglo XIX. Se podían obtener más de 25 mil productos de su celulosa (desde dinamita hasta celofán).

Pero hacia el año 1900 en Estados Unidos comenzaban a aparecer llamativas notas en los periódicos que llamaban la atención sobre los peligros de esta planta maldita, que volvía locos a los negros y les hacía tocar «música del diablo»: estaba naciendo el blues.
Y un paciente curado y que, además puede vestirse, alimentarse y obtener energía de una planta, era un cliente perdido. Así que el Cannabis o Cáñamo fue prohibido en todas sus formas. No podía competir con las nacientes industrias del algodón, alimentos procesados y petróleo.
Con el paso del tiempo se la llamó «marihuana», en alusión despectiva hacia los mexicanos (los primeros en llevar esta planta a EE.UU.), que la consumían fumándola después de sus extensas jornadas de trabajo.
Al día de hoy, la sustancia que más vidas se lleva en el mundo( le gana al SIDA, heroína, crack, alcohol, cocaína, accidentes automovilísticos, fuego y crimen combinados), es el tabaco. Sin embargo éste recibe subsidios por parte del Estado en muchos países e incluso se utilizan fertilizantes radioactivos para su producción.
El tabaco se lleva casi 8 millones de vidas al año a nivel mundial; el alcohol más de 3 millones. Incluso la cafeína es responsable de casi 10 mil muertes al año, y otras 7.500 vidas (sólo en EEUU) se cobran los analgésicos.

Si pensamos, por ejemplo, en adictivos, antes que el cannabis, en grados de adicción (según la propia Organización Mundial de la Salud) se encuentra la nicotina, el alcohol, la heroína, la cocaína, los analgésicos y el café.